8 señales de que tu Identidad ha sido robada. ¡No seas otra víctima!

¿Sabías que alguien podría estar haciendo uso de tu identidad ahora mismo sin que te des cuenta? ¿Y sabías que incluso esto podría venir sucediendo por años, silenciosamente, hasta que ¡pum!… un buen día, tus cuentas de banco, tu historial crediticio y hasta tu reputación, se ven en serios problemas sin que te expliques el porqué?

moreEl robo de identidad se ha vuelto uno de los cibercrímenes más comunes, a pesar de que la cultura de prevención ahora está más difundida. Los hackers siempre procurarán renovar sus estrategias y aplicar técnicas cada vez más complejas para estar siempre un paso adelante.

En este caso, lo más frecuente es que los cibercriminales estén buscando sacar ventaja en pequeña o mediana escala de muchas víctimas, y no llevar a cabo “el robo del siglo”, por lo que entre sus prospectos se encuentran usuarios de bajo perfil que pueden tomar desprevenidos de una forma más sencilla.

Lee este alarmante post sobre el Ransomware o secuestro de información.

¿Podrías decir con certeza: “Yo nunca he sido ni seré una víctima de robo de identidad?”

Pues te tengo noticias: podrías ya serlo y no tener ni idea de ello. Ojalá me equivoque, pero nunca viene mal hacer una pequeña revisión para constatar que no has caído en las redes del cibercrimen. Aquí hay 8 señales que te ayudarán a averiguarlo:

1. Pequeños cargos, al parecer insignificantes, que aparecen de vez en cuando en tu estado de cuenta. “¿Para qué molestarse en reportarlo si son de 40 pesos?”.

2. Actividades sospechosas en tus redes sociales, por mínimas que sean.

3. E-mails personalizados de sitios de servicios o comercios con los que nada tienes que ver. 

4. Correspondencia o llamadas de tiendas o bancos exigiendo pagos a los que no recuerdas haberte comprometido.

5. No consigues el acceso a tus cuentas en línea, como si hubieran cambiado las contraseñas.

6. Repentinamente te niegan créditos o transacciones financieras, pues al parecer tu historial no es muy bueno, o ya estás en el Buró de Crédito.

7. De pronto te rechazan la admisión en una institución educativa, o inexplicablemente te cierran las puertas de un prospecto de empleo al que aspiras.

8. No te salen los números en tus cuentas bancarias, ya sea –como en el punto 1– por unos pocos pesos o por montos considerables.

Si te fijas, he colocado las señales en un orden específico, iniciando por los hechos que podrías pasar por alto o que puedes resolver de una forma más o menos sencilla. Sin embargo, si no tomas una acción seria ante los primeros síntomas, tal como ocurre con muchas enfermedades, el problema prodría crecer hasta un punto donde habrá complicado tu vida, tal vez irreversiblemente. 

Si alguno de estos síntomas aplica, lo mejor es:

1. Comunicarse de inmediato con la compañía involucrada.

2. Recopilar información relevante lo más pronto posible. Anotar todo, mantener registros meticulosos.

3. Cerrar cuentas, cambiar contraseñas, y dado el caso, levantar la denuncia ante las autoridades judiciales.

Todo puede empezar por dar un simple click en donde no debías darlo, al introducir tu contraseña en un sitio sospechoso, o al bajar un adjunto de un remitente desconocido.

Lee estos consejos para evitar el robo de identidad en redes sociales.

No olvides que en materia de ciberseguridad, ninguna sospecha debe pasarse por alto: hoy en día tienes más en juego que una simple fotografía robada de tus redes.

¡Que no te agarren desprevenido! Lee nuestro blog sobre seguridad informática, hackers y otros temas de IT que no debes perderte. Para recibir novedades semanales, suscríbete en el formulario arriba, a tu derecha.

Descarga nuestros PDFs con información relevante para quien quiere proteger su información y la de su empresa.

No Comments

Post A Comment