Cómo aumentar las ventas hasta en un 30% usando un CRM y redes sociales

“A B C. A-Always, B-Be, C-Closing. Siempre estarás cerrando, siempre estarás cerrando “. Si estás en ventas, esa línea clásica de la película Glengarry Glen Ross siempre ha resonado. Viene de la escuela de pensamiento que cuando hablas con un prospecto, necesitas tomar el control de la situación y siempre estar trabajando en la venta y pedirles, de diversas maneras, que realicen la compra. Y si bien el enfoque del martillo de terciopelo ya no es una técnica de ventas viable, es cierto que en las ventas, siempre debemos trabajar para proporcionar y demostrar valor a nuestros prospectos para que puedan tomar una decisión de compra.

Hoy, eso significa tener mucha más información que Levine en la película. Levine era uno de los vendedores más viejos, un tipo que había pasado su mejor momento y estaba luchando por hacer cualquier tipo de venta. La película mostraba una compañía de inversión inmobiliaria y los vendedores seguían los leads de personas que habían expresado cierto interés en comprar bienes raíces. En un punto, Levine está cargado porque finalmente tomó un descanso. Después de pasar una tarde con una pareja, cedieron e hicieron una compra sustancial. Poco sabía, la pareja simplemente disfrutaba de la compañía de vendedores y no había podido completar un contrato varias veces.

Lo que Levine y todo empresario necesita son herramientas para administrar clientes y prospectos. Estas herramientas se conocen colectivamente como Customer Relationship Management (CRM), y vienen en una variedad de sabores. Inicialmente, un CRM sería simplemente un lugar para albergar toda la información de tus prospectos, la cual ingresarías manualmente. Esto normalmente incluiría la información de contacto, tanto como podría obtener, y cualquier otra información sobre el negocio o notas que tomó durante las conversaciones.

Un CRM ahora se ha convertido en verdaderos sistemas que pueden organizar la información del cliente desde una variedad de fuentes, incluidas las redes sociales. Imagina poder ver lo que dicen tus prospectos en las redes sociales con respecto a lo que sea que quieran comprar. En lugar de pasar la mitad del día monitoreando cuatro redes sociales diferentes, solo tienes que verificar tu CRM ocasionalmente para ver si alguno de tus prospectos ha formulado una pregunta o ha hecho un comentario que podría ser apropiado para ti.

Para ser claro, no estoy abogando por actividades de acecho espeluznantes. Un buen CRM te mostrará solo lo que podrás ver si estuvieras directamente en Facebook, Twitter, LinkedIn o Google+, donde sea que esté el cliente potencial. Y como buen vendedor, estarías buscando preguntas de compra o señales de compra, como si el prospecto estuviera en tu tienda hablando con tu personal. Si escuchas que se hacen preguntas a las que conocs la respuesta, puedes intervenir y ofrecerles la información que están buscando.

La integración de un CRM con las redes sociales también te ayudará a rastrear y administrar los clientes potenciales que ingresan a través de las redes sociales. Cada vez más personas inician contactos comerciales a través de las redes sociales. Si un cliente potencial ve algo que tuiteó o compartió, es posible que responda allí mismo, en esa plataforma, en lugar de desconectarse para hacer una llamada telefónica o enviar un correo electrónico.

No Comments

Post A Comment

descarga nuestro ebook

4 MANERAS EN QUE EL CRM PUEDE AYUDARTE A CREAR MEJORES CAMPAÑAS DE MARKETING


x
xx x